III Mayo Enológico

 

 Imagen1El Museo de las Ciencias del Vino, el Centro Universitario Santa Ana y la Asociación Histórica de Almendralejo emprenden juntos en 2014 la III edición del Mayo Enológico, para profundizar en la cultura del viñedo que tanta trascendencia tiene en nuestra realidad económica y social. Deseamos que el mes de mayo esté dedicado a unos productos en torno a los cuales gira la vida diaria de la comarca.

 El objetivo general del Mayo Enológico es completar los actos que en torno al mundo de la vid y el vino se han venido celebrando tradicionalmente en este mes, con las Jornadas de Viticultura y Enología Tierra de Barros, ya en su XXXVI edición, y las que tenían lugar en este mes con el Salón del Vino y de la aceituna, que este año llegarán, aunque en otra fecha, a la XV edición.

Esta III edición del Mayo Enológico tiene como tema general la presencia de la mujer en la vitivinicultura. Mujeres son las que exponen sus obras en la muestra que cada año abre el Mayo Enológico; mujeres son las conferenciantes de las dos ponencias que componen el programa y también lo serán las que formarán la Mesa Redonda del tercer día de análisis.

 Enlazamos con las Jornadas de Viticultura de Santa Ana, inaugurando nuestra Exposición en la misma fecha en que se clausuran las Jornadas de Santa Ana, y enlazamos con las Jornadas del Romanticismo y la Feria del Libro, incluyendo en nuestro acto de clausura una cata de cava. Es una manera de unir tres denominaciones muy queridas de nuestra ciudad: Almendralejo, ciudad del Vino, Almendralejo ciudad del Romanticismo y Almendralejo, ciudad del Cava.

 Todas las actividades tendrán lugar en el Museo de las Ciencias del Vino a las 20.30 horas.

9 de mayo: Presentación del Mayo Enológico e Inauguración de la Exposición de Pintura “Frutos de Ararat”, ofrecida por el estudio de pintura pacense Mayaestudio, que forman las hermanas doña María Francisca y doña Carmen Mayoral Guisado.

Ambas con una trayectoria pictórica muy dilatada, que comprende numerosas colaboraciones en actividades culturales, la obtención de importantes premios y la satisfacción de haber realizado exposiciones dentro y fuera de nuestra provincia. Después de haber recreado el Badajoz musulmán, con una serie de obras sobre "El amor de Zubayda", o el paisaje de las Vegas Altas extremeñas, han seleccionado para este Mayo Enológico un conjunto de obras realizadas en diversas écnicas con un denominador común, la vid, la cepa, la uva, la tierra que les da vida, el aroma que esparcen, el aire en que se mueven y existen, entrelazadas con cabelleras de hermosas jóvenes o con las veladuras de los tejidos o las ramas, prolongaciones en el horizonte de sus gráciles cuerpos: el color y el olor del vino, presentes ya en la cepa.

15 de mayo: "El color y el aroma del vino. Influencias de la tierra y el hombre", por doña Esperanza Valdés Sánchez, Licenciada en Químicas y Doctora en Ciencias por la Universidad de Extremadura. Master en Viticultura y Enología por la Universidad de Zaragoza.

 20 de mayo: "La presencia de la mujer en la enología" por doña Julia Marín Expósito, Licenciada en Químicas y Doctora en Ciencias por la Universidad de Extremadura. Presidenta de la Asociación Extremeña de Enólogos.

 29 de mayo: Mesa redonda "Vitivinicultura en femenino". Estarán presentes doña Inmaculada Talaverano, Ingeniera agrónoma, Licenciada en Enología y cofundadora y vicepresenta de Catalia; doña Manuela Bayón Gaspar, Técnico en Exportación por la Cámara de Comercio de Badajoz; y doña Teresa Guerra Sánchez-Simón, Doctora en Farmacia, Especialista Superior en Viticultura y Enología y profesora del Centro Universitario Santa Ana; mujeres que están trabajando en distintos campos de la vitivinicultura para contar su experiencia en educación, investigación, bodega, difusión y cultura del vino.

30 de mayo: Cata de cava y clausura, con la entrega del Cuadernillo, nº 28, que elabora la Asociación Histórica de Almendralejo.

Los organizadores esperan y desean que este nuevo Mayo Enológico ayude a comprender la trascendencia que el mundo del vino tiene para lo que hoy es la Tierra de Barros, como entidad colectiva que además constituye una forma de vida con una personalidad definida que cristaliza en la marea verde que son nuestros campos, auténticos vergeles de vida y cultura.