La fiesta de toros en el conjunto de las diversiones públicas y privadas en Almendralejo durante la primera mitad del siglo XIX (1830-1859), por Carmen Fernández-Daza Álvarez

RESUMEN

La presente comunicación viene a ser continuidad de la que leyésemos en las VIII Jornadas de Historia de Almendralejo y de la Tierra de Barros, el mes de noviembre de 2017 y que ha sido publicada en las Actas con el título “La actividad teatral en Almendralejo durante la primera mitad del siglo XIX (1830-1850)”. Nuestra intención, además de analizar el repertorio dramático ofrecido a los habitantes de Almendralejo, era ofrecer una visión de conjunto sobre la totalidad de los espectáculos parateatrales de la ciudad así como sobre los modos de celebración de las distintas fiestas, es decir, la tipología del ocio en el calendario anual de nuestros antepasados, siempre inserto en el periodo cronológico mencionado (1830-1850). Por tanto, en el estudio que presentamos centramos nuestra atención en las fiestas emanadas desde el poder político y religioso, a las que iban adheridas una serie de elementos rituales (que rozaban la parateatralidad), junto a otros de carácter popular (juegos, danzas, etc.). Dedicamos una especial atención a la fiesta de toros, por la importancia y repercusión que alcanzó en el periodo que investigamos. Asimismo analizaremos las actividades públicas y privadas que sirvieron de recreo a los habitantes en la primera mitad del siglo XIX (caza, pesca, tertulias, bailes, etc.). Aludiremos también a la participación de los almendralejenses en el calendario festivo de otras localidades de la Tierra de Barros y a sus estancias en otros espacios de salud, ocio y sociabilidad en la comarca.

CURRÍCULO

Carmen Fernández Daza Álvarez, doctora en Filología Española y licenciada en Filología Clásica, es directora y profesora en el Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo (CUSA), adscrito a la UEx, y vicepresidente de la Asociación Histórica de Almendralejo. Desde 2003 hasta 2011 dirigió la Unión de Bibliófilos Extremeños. En 2013 fue elegida académica de número de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes. Leyó su discurso de ingreso el 5 de septiembre de 2015, que versó sobre la obra incompleta de Carolina Coronado Un paseo desde el Tajo al Rhin, pasando por el Palacio de Cristal, discurso al que Fernández-Daza tituló El paseo epistolar de Carolina Coronado. En la actualidad forma parte de la Mesa de la Real Academia de Extremadura, como tesorera de la institución, en la que además tiene la responsabilidad de dirigir el Boletín anual.