Regalía que asistía al Concejo de Esparragosa de Lares, de la Orden de Alcántara, de poder nombrar sacristán en su parroquial, por Víctor Guerrero Cabanillas

RESUMEN

Regalía, autoridad y derecho que asistía durante el Antiguo Régimen a la Justicia y Regimiento de la villa de Esparragosa de Lares, perteneciente a la Orden de Alcántara en el partido de La Serena, para nombrar sacristán de su iglesia parroquial de Santa Catalina de Alejandría. La posesión estaba consolidada desde tiempo inmemorial por una ejecutoria del Real Consejo de Órdenes obtenida en juicio contradictorio. La regalía no se limitaba al nombramiento de cada año, sino que abarcaba también la potestad de poder promover la remoción por causa fundada. No existía relación directa del concejo de la villa con la Corona, dependiendo de la Orden de Alcántara en cuestiones tan esenciales como la provisión de cargos concejiles, la ordenación de la vida municipal, la guarda del orden y de la administración de justicia y el abastecimiento del vecindario.
El sacristán de la parroquial, soltero y vecino de la villa, miembro del estado eclesiástico, que conducía por sí mismo los protocolos y ceremoniales litúrgicos y auxiliaba al párroco en los oficios divinos, era en aquel tiempo, por esta condición, un personaje relevante de la vida local. El nombramiento, en consecuencia, especialmente atractivo a raíz de ser dotado por el Real Consejo de las Órdenes con una minuta de 1.500 reales anuales, y la remoción del cargo, aunque habitualmente lo fuera invocando causa justa, suscitaban con frecuencia enconadas polémicas, alguna de las cuales, convertida en un asunto litigioso, acabó como un Caso de Corte en la Real Audiencia de Extremadura.

CURRICULUM

Esparragosa de Lares, 1938. Bachillerato en el Colegio Claret de Don Benito. Licenciado en Medicina, por la Universidad Complutense. Ingresa en 1967 en el Cuerpo Nacional de Médicos Titulares, desempeñando su labor en Valdecaballeros, Casas de Don Pedro y Villanueva de la Serena donde, tras alcanzar la jubilación en 2003, reside.
Fundador, en 1983, de APOYAT, una asociación sin ánimo de lucro dedicada a trabajar a favor de los drogodependientes y sus familias. Después, tuteló la creación de otras asociaciones similares y la constitución de la Federación Extremeña de Asociaciones de Ayuda a Drogodependientes de la que fue su primer presidente. Trabajó activamente en los años ochenta a favor de un enfoque más médico-social y normalizador y menos criminológico de la drogadicción. Fundador de uno de los primeros Centros Terapéuticos de Emergencia Social en España. En la actualidad, es Presidente de Honor del Consejo Local de Educación para la Salud (CLESVA), de Villanueva de la Serena.
Entre sus muchos trabajos sobre la drogodependencia, señalamos El Tratamiento de las Drogodependencias y la co-autoría de Las Drogodependencias en España.
Premio Nacional de Médico de Rebotica (2006), un Centro Sociosanitario de Villanueva de la Serena lleva su nombre desde 2007, Medalla al Mérito Colegial del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz (2010), Medalla de Extremadura (2010).
Publicaciones: La salud de Carlos V, Felipe Trigo, enfermedad mental y creatividad literaria, Esteban Fernández de León Ibarra (1748-1819), un estadista ilustrado de Esparragosa de Lares. La biografía de Manuel Luján en la obra colectiva Los primeros liberales españoles. La aportación de Extremadura, 1810-1854, y artículos publicados en la Revista de Estudios Extremeños, entre otros La muerte de Carlos V, Una interpretación médica del mito de Antígona y La impostura feminista de Felipe Trigo.
Colaborador habitual en Talarrubias, revista de la comarca Siberia-Los Montes, y asiduo comunicante en los Encuentros de SISEVA: "Clima social en Villanueva de la Serena y su comarca durante la Guerra de la Independencia" (I, 2008), "Descubrimiento de la infancia como constructo social" (III, 2010), "Labradores de Siruela y Esparragosa de Lares contra la Mesta" (IV, 2011), "Orígenes del liberalismo extremeño presente en las Cortes de Cádiz" (V, 2012), presentó en las IV Jornadas de Historia de Almendralejo y Tierra de Barros (2012), "Los emisarios anónimos de la ciudad". Sus últimos trabajos, que pronto verán la luz son "Aníbal Morillo Pérez, IV Conde de Cartagena, mecenas de Eduardo Pino" y La Encomienda de Lares (siglos XIII-XIX).