Visita guiada a la Colección Monsalud

El 29 de enero de 2010 la Asociación Histórica de Almendralejo inició sus actividades anuales, con una "Visita guiada" a la Colección Monsalud y la presentación de "La pieza del mes", en este caso, la copia del Disco de Teodosio, presentado al público la semana anterior y que forma parte de la citada Colección.

La Asociación distribuyó entre el público un opúsculo con el título "La Colección Monsalud y el Disco de Teodosio"(PDF), con el que inaugura su serie "La Pieza del mes", con textos de Juan Diego Carmona Barrero y José Ángel Calero Carretero, miembros de su Junta Directiva, quienes se encargaron, respectivamente, de explicar la Colección y el Disco, respondiendo, además, a las numerosas preguntas de los asistentes.

Juan Diego Carmona trazó, de entrada, el panorama de la arqueología extremeña a finales del siglo XIX, para centrar la figura del V Marqués de Monsalud, Mariano Carlos Solano Gálvez, creador de la Colección que lleva su nombre y que atesoró en su Palacio de Almendralejo, del que hizo una breve semblanza, destacando su labor como Académico de la Real de la Historia. Pasó, después, a una descripción de la Colección y a recordar las vicisitudes por las que pasó, a la muerte del Marqués, con la desaparición de muchas de las piezas y la división del conjunto entre muchos poseedores, unos conocidos y otros desconocidos.
Con las que quedaron en Almendralejo se formó la Colección, que estuvo primero emplazada en el Antiguo Ayuntamiento y, desde 1998, en su situación actual. Para finalizar, hizo con los asistentes un recorrido por las principales piezas, analizando las más representativas de las épocas romana, visigoda y musulmana.

José Ángel Calero se centró en el análisis del Disco de Teodosio, en cuya recuperación tuvo una acción decisiva otro Marqués de Monsalud, en este caso el II, Juan Nieto Aguilar. Describió la pieza y su simbología, así como la inscripción que rodea la escena superior y que junto al análisis estilístico del missorium siguen siendo motivo de controversia entre los historiadores, para fechar el Disco e identificar los personajes que en él aparecen. Por encima de estas controversias, dio una mayor importancia al hecho de que apareciera en las cercanías de Almendralejo, reivindicando un origen distinto al paraje de Sancho que declararon los descubridores en 1847, tal vez para ocultar el verdadero, que Calero aventura que podría ser la zona de Tiza, donde se constata una importante presencia romana.

Terminó con estas palabras: "Hoy Almendralejo recupera, aunque sea una réplica, el missorium de Teodosio para documentar su historia en la antigüedad tardía. Su exposición en el marco de la Colección Monsalud es un acierto por cuanto es el mejor contexto posible para su interpretación. A partir de ahora, Almendralejo puede disfrutar de una extraordinaria réplica de la que, sin duda, es la mejor joya de plata de la baja romanidad y un documento arqueológico de valor excepcional".