La Constitución de 1812, por Manuel Aragón Reyes

RESUMEN

El objeto de la misma es destacar, en primer lugar, que se trató de la primera auténtica Constitución de España, fiel al verdadero concepto de Constitución y elaborada por los representantes "de ambos hemisferios" de los ciudadanos españoles; en segundo lugar que con ella se establecen las líneas maestras del liberalismo político (soberanía nacional, división de poderes, monarquía constitucional y garantías de derechos); en tercer lugar que, pese a su escasa vigencia entre nosotros, funcionó como un mito en nuestra historia constitucional, que alentó la vertiente de nuestro constitucionalismo histórico democrático (Constituciones de 1869, 1931 y 1978); en cuarto lugar que tuvo una extraordinaria influencia en el constitucionalismo extranjero (europeo e iberoamericano); y por último, que pese a existir diferencias, obviamente, también existen muchas similitudes con nuestra actual Constitución de 1978, señalándose la importancia de estas últimas.

CURRICULUM

Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid.

Magistrado del Tribunal Constitucional.

Académico de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación.

Ex-Consejero de Estado.

Ex-Director del Centro de Estudios Constitucionales

Autor de una docena de libros y más de doscientos artículos científicos sobre Derecho Constitucional en revistas especializadas.