El Oidor Meléndez Valdés y el discurso ilustrado de apertura de la Real Audiencia de Extremadura (1791), por Juan Carlos Monterde García

RESUMEN

La Real Audiencia de Extremadura fue establecida por Carlos IV en Cáceres (1790), y su primer Regente fue Arias Antonio Mon y Velarde. El Alto Tribunal nacía para con el fin de acabar con nuestro complicado sistema judicial y acercar la Administración de Justicia a nuestra región, cansada de solucionar sus pleitos en las lejanas Chancillerías de Granada y Valladolid. El 27 de Abril de 1791 se inauguró dicha institución y el Oidor Meléndez Valdés fue el autor del discurso de apertura, leído por su amigo de Zaragoza Mon y Velarde. En este discurso el escritor de Ribera del Fresno (vinculado a Jovellanos) refleja su pensamiento ilustrado, animado con la creación del Tribunal. De este organismo intentó sin éxito formar parte, apoyado por Mon y personalidades de la Corte. En el texto destacan la simplificación de la Justicia, su plan de instrucción de la juventud, o el trato humanitario del delincuente.

CURRÍCULO

El comunicante, natural de Badajoz (1976), es Doctor en Derecho. Fue docente de la Universidad de Extremadura y Secretario de la Escuela de Práctica Jurídica de Cáceres. Actualmente es profesor de la Universidad de Cádiz (Campus Jerez). Profesor visitante en las Universidades portuguesas de Coimbra, Nova de Lisboa, Porto y Católica de Porto, fue finalista del XVIII Premio LA LEY y V Premio García Goyena. Autor de las monografías Santiago Fernández Negrete. Una vida al servicio del Estado y Génesis de la Ley Hipotecaria de 8 de Febrero de 1861 (Colegio de Registradores de España, 2008), o artículos en las Revistas de Estudios Extremeños y Alcántara. A nivel nacional ha publicado en El Derecho Editores, Boletín de la Facultad de Derecho de la UNED, o las Revistas Murgetana o Foro. A las Jornadas de Historia de Almendralejo y Tierra de Barros ha presentado comunicaciones de José de Espronceda, Carolina Coronado, Francisco Fernández Golfín, Juan Manuel González Acevedo, Antonio Elviro, o Francisco Fernández Melgarejo y Pedro Fernández Mendoza (V y VI Marqueses de la Encomienda, respectivamente).