La familia Jorge Moro, una saga de maestros castellanos-extremeños, por Marcelino Díaz Gonzále

RESUMEN.

 

La saga de maestros castellanos–extremeños, se inicia con Jorge Moro Estevez quien ejerciera de maestro en Santibáñez de Béjar entre los años 1880 y 1930. Durante los casi 50 años de enseñanza, formaría a numerosas generaciones de niños con edades comprendidas entre los seis y catorce años inculcándoles una gran preparación académica y humana que les permitiría afrontar con éxito la dificultades de la vida.
En reconocimiento de su ingente labor, el Ayuntamiento de Santibáñez le dedicaría una de sus calles.
Uno de sus siete hijos, también con su mismo nombre, seguiría por la senda del magisterio siendo maestro de Navalmoral de la Mata durante más de 45 años. Al igual que su padre, Jorge Moro Briz desarrollaría una ingente labor docente en el pueblo extremeño cuyo Ayuntamiento en agradecimiento de su labor le dedicaría una calle con su nombre. El Ministerio de Educación le concedería la Cruz de San Ildefonso y los propios alumnos le erigirían un monumento en Navalmoral como prueba de agradecimiento por las enseñanzas recibidas de él.
Su hijo, Julián Moro, licenciado en Ciencias Químicas continuaría su labor docente en Navalmoral donde sería también muy apreciado por sus alumnos. El hijo de éste, Julián Domingo Moro, cerraría esta saga de maestros ejemplares

 

CURRÍCULO

 

Marcelino Diaz nace en Almendralejo en 1946. Estudia Ingeniero Agrónomo en Madrid donde realiza también el Graduado Superior en Viticultura y Enología. Es viticultor e industrial del vino y gran amante de la historia.