Las Tablas Rotas: Retablos Mayores de las Iglesias de Medellín, por Juan Manuel de Miguel Sánchez

RESUMEN

La Batalla de Medellín, (28 de Marzo de 1809), supone el final de una época histórica en la que todavía la histórica villa mantenía, en su haber urbano, el antiguo esplendor que tuvo en los siglos del XIII al XVII. Aún se conservaban sus Conventos y Ermitas, Iglesias, Palacios, Casas Consistoriales, puertas importantes de la muralla, su trazado Medieval y el Arte Mueble que se incluían sobre todo en edificios religiosos. Imágenes del siglo XIII, como el Cristo de la Misericordia, la Virgen del Castillo, un San Diego de Alcalá del XVII, y muchas más, todas ellas de un valor incalculable, así mismo, los Retablos Mayores de todas estas iglesias y Conventos. Con la derrota en la batalla de 1809 por parte española y el posterior acuartelamiento de una guarnición de unos tres mil franceses en la localidad durante tres meses, se va a producir una destrucción masiva y arrasamiento de lo que a la propia villa se refiere, desaparecen o arruinan la mayor parte de los edificios civiles, y los religiosos quedan en tan mal estado que se abandonan. Desaparecen los tres conventos, Agustinas, Franciscanos y Concepcionistas, todas sus Ermitas, y de cuatro iglesias, solo Santa Cecilia y San Martin consiguen a duras penas recomponerse, siendo las dos, las que van a recibir, todo el legado de Arte Mueble que se encontraba en los demás edificios religiosos. De este modo se mantendría por más de un siglo, hasta que en 1936 durante la contienda de la Guerra Civil, de nuevo, y ahora sí, todo desaparecía para siempre. Este trabajo pretende recuperar para la memoria sus tres Retablos Mayores, los de las Iglesias de Santa Cecilia, San Martin y Santiago, de los que solo tenemos documentación fotográfica y que merecen tener un estudio más exhaustivo y pormenorizado del valor histórico y artístico que poseyeron.

CURRICULUM

Juan Manuel de Miguel Sánchez, es actualmente Vicario Episcopal Territorial y párroco de la Iglesia de Santa María de Don Benito, nació en Trujillo (Cáceres). Cursó estudios en el Seminario Metropolitano de Toledo, obteniendo el grado de Licenciado en Estudios Eclesiásticos, por la Facultad de Teología del Norte de España, con sede en Burgos. Ha ejercido diversos cargos pastorales al servicio de distintas parroquias de la Diócesis de Plasencia, entre ellas, la de Medellín, simultaneando la docencia en los IES "Cuatro Caminos" de Don Benito, "Augustobriga" y "Albalat" de Navalmoral de la Mata, y el Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Santa María de Guadalupe", con sede en Plasencia.