Carolina Coronado y su tiempo: el despertar de la conciencia patrimonial en el ámbito extremeño, por Mª Pilar Mogollón Cano-Cortés y María Antonia Pardo Fernández

RESUMEN

En la gestación del concepto de patrimonio en el siglo XIX intervienen diversos factores como los descubrimientos de Pompeya y Herculano, el aumento del coleccionismo artístico, la consideración de la Historia del Arte como disciplina científica, el aumento de la literatura de viajes, de publicaciones periódicas en las que el monumento es el protagonista, la aparición de las primeras normativas jurídicas encargadas de velar por éste y el tímido despertar de una conciencia social que considera esta herencia del pasado como común.

De este contexto europeo de formación de la conciencia patrimonial decimonónica participa España y en particular nuestra región que reorganiza su Comisiones provinciales de Monumentos en el 1865, ve reconocido, a nivel nacional, el Monasterio de Guadalupe como Monumento Histórico Artístico, lo intenta denodadamente también con el de Tentudía, y se ve afectada por todo lo que a nivel nacional acontece en este sentido.

Esta es la centuria en la que Carolina Coronado (1820-1911) nace y desarrolla su faceta literaria, moviéndose a buen seguro en ambientes culturales en los que las inquietudes y valoraciones del patrimonio más inmediato serían muy similares a las que tenían lugar en ambientes similares pero más lejanos. Es la época del descubrimiento del Disco de Teodosio, de la colección de piezas arqueológicas del Marqués de Monsalud y de los primeros descubrimientos emeritenses.

Nos proponemos recorrer el tiempo en el que Carolina Coronado desarrolló su labor literaria para conocer los orígenes de la protección del patrimonio arquitectónico extremeño y en particular el de aquellas zonas con las que mantuvo especial vinculación.

CURRICULUM

Mª Pilar Mogollón Cano-Cortés es profesora Titular de Historia del Arte en el Dpto. de Arte y CC. del Territorio de la Universidad de Extremadura y responsable del Grupo de Investigación de la UEx “Unidad de Conservación del Patrimonio Artístico Extremeño” en el que desde su fundación desarrolla proyectos de investigación estrechamente ligados al ámbito de la conservación y tutela del patrimonio arquitectónico extremeño. Es además especialista en Arte Mudéjar y Miniatura Medieval, campos en los que junto al de la Conservación del Patrimonio Cultural desarrolla su labor investigadora, en la que destacan varios libros, capítulos de libros, conferencias y la dirección de diversas Tesis Doctorales.

María Antonia Pardo Fernández es profesora Colaboradora de Historia del Arte en el Dpto. de Arte y CC. del Territorio de la Universidad de Extremadura. Es miembro del Grupo de Investigación “Unidad de Conservación del Patrimonio Artístico Extremeño” y desarrolla su labor investigadora en el campo de la conservación y restauración arquitectónicas así como en el de la protección y tutela del patrimonio artístico extremeño. Ha participado en numerosos proyectos de investigación dirigidos por la Dra. Mogollón Cano-Cortés, directora de su Tesis, divulgando sus resultados en conferencias y comunicaciones presentadas a Congresos y Jornadas muy diversas.