28. "El Obrero Extremeño": de la Música en sociedad a una Sociedad en torno a la Música (1895-1932), por Tomás Bote Lavado

botewTomás Bote Lavado: Profesor Superior de Piano, Profesor de Teoría de la Música, Transposición y Acompañamiento, y Diplomado en Pedagogía Musical.
Compaginó siempre su dedicación a la docencia en Conservatorios, Institutos de Segunda Enseñanza y Escuelas Universitarias con su actividad profesional como intérprete musical, en calidad de solista o como pianista acompañante de renombrados instrumentistas y cantantes, tanto en el terreno de la música clásica como en el de la popular y el jazz.
Ha sido Director del Conservatorio Oficial de Música y de la Banda Municipal Almendralejo, y por encargo del Excmo. Ayuntamiento compuso la música del himno oficial de la ciudad.
Tiene publicado por la Diputación Provincial "La vida musical en Almendralejo durante La Restauración (1874-1931)", síntesis de un amplio trabajo de investigación realizado para el Doctorado en Musicología. Es miembro del Grupo de Investigación en Educación Musical (GIEM), de la Universidad de Extremadura.
Actualmente, ejerce la docencia como profesor numerario en el Conservatorio y como profesor asociado de la UEX, en la Facultad de Educación.

"El Obrero Extremeño": de la Música en sociedad a una Sociedad en torno a la Música (1895-1932)

A mediados del siglo diecinueve comenzaron a crearse en nuestro país unas denominadas Sociedades Musicales que mantenían en su seno Academias y Bandas de Música preexistentes o que nacieron con ellas. En la región valenciana, donde el hecho fue en constante aumento y se mantiene hasta nuestros días, estas instituciones musicales son tan numerosas e influyentes en la vida cotidiana de sus poblaciones, que hay consenso general en entender éste como un singular fenómeno cultural que caracteriza musicalmente al pueblo valenciano.
En Extremadura sólo conocemos un caso semejante a los de Valencia: el de la Sociedad Filarmónica de Olivenza, también creada por aquella época, pero se trata de un caso aislado con especiales connotaciones que hacen referencia al origen y devenir histórico de la ciudad.
Por ello, sorprendente y quizá único es el caso de la Sociedad Cooperativa de Socorros Mutuos "El Obrero Extremeño" de Almendralejo, así concebida y denominada por sus fundadores. Su ideario y principios fundacionales no contemplaban la creación de una Sociedad de naturaleza musical como las referidas, pero nuestra investigación revela que ya desde su inicio la música tuvo una presencia muy destacada en su desarrollo, sobrepasando significativamente lo que podía ser común a ese tipo de Sociedades en toda la región (bailes y otros eventos musicales esporádicos). El Obrero Extremeño creó y mantuvo su propia Banda y Academia de Música durante más de tres décadas. Hay largas etapas de ese periodo en que el epicentro de la actividad cultural de la Sociedad parece estar exclusivamente en esas dos instituciones musicales propias, y la Sociedad entera parece girar en torno a ellas. Todo ello queda reflejado con llamativa reiteración en sus libros de actas y otras fuentes documentales.