acto-19-2-12webCon este título, la Asociación Histórica de Almendralejo celebra el Bicentenario de la Constitución de Cádiz, el día 19 de marzo a las 20.30 horas en el Salón de los Espejos del Teatro Carolina Coronado de Almendralejo, con el siguiente programa:

Editorial

La Asociación Histórica de Almendralejo desea tributar, a través de un sencillo acto, su profundo reconocimiento a los extremeños que participaron en el inicio de la modernidad de la que hoy somos herederos. No sólo queremos honrar la memoria de los que nos precedieron con un gesto obligado y testimonial, sino principiar hoy, día 19 de marzo, un aprendizaje basado en la virtud y valentía de aquellos hombres singulares, aprendizaje que recorrerá todo el año a través de diversas iniciativas que promocionaremos, convencidos de que la historia es al fin la gran maestra para el hombre.

Gracias a  la ilustración, laboriosidad, entrega, pasión y vocación de servicio de un paisano nuestro, el nombre de Almendralejo se ligó a la vida parlamentaria de las Cortes de Cádiz de manera elevada. Francisco Fernández Golfín (1767-1831) representó a Extremadura desde el profundo convencimiento de una necesaria, urgente y profunda ruptura con las caducas estructuras de un régimen político cuajado de abusos y corruptelas, cuyas prebendas pertenecían sólo a unos pocos. Defendió sin eufemismos ni dobleces la igualdad absoluta de todos los ciudadanos españoles, en contra de sus propios privilegios, los que por su nobleza le correspondían. Abogó por una monarquía moderada, limitada de manera muy estrecha en sus poderes por las Cortes, en las que  recaía la única y verdadera soberanía, en contra de las cámaras estamentales que proponían otros diputados. Militar de vocación, gran conocedor del arte de la guerra y las tácticas militares, fue hacedor en las Cortes de la mayor parte de las muchas ordenanzas y normas que eran necesarias en un tiempo de guerra, entre la asfixia de tantos recortes económicos.

Nos quedan sus discursos parlamentarios, arengas, un ensayo militar salido de su ingenio, cartas y noticias que muchos documentos proporcionan, pero hoy, tras reflexionar sobre las razones que tenemos para conmemorar el Bicentenario de la Constitución de Cádiz y la presentación de un cartel lleno de símbolos, hemos preferido acercarles un recuerdo privado, dos poemas escritos por Fernández Golfín para su entorno familiar. Amante como era Golfín de la poesía, nos parecía obligada la presencia del gran maestro Quintana, extremeño de sangre y de corazón, compañero en las Cortes de Cádiz, y desde luego la del genio romántico de Espronceda que nos lleva entre sus versos hasta el fin de aquellos liberales ejecutados sobre la arena de Málaga. Les entregamos, como colofón, el más perfecto de todos los lenguajes, la música, para que nos transporte a esas horas, a esos días, a ese año de 1812.

Actuaciones

El cartel de las IV Jornadas de Historia de Almendralejo y Tierra de Barros

Francisco Zarandieta Arenas

Razones para una celebración

Carmen Fernández-Daza Álvarez

Recital poético

Elegía .....................................................................Francisco Fernández Golfín

Anacreóntica ........................................................Francisco Fernández Golfín

A una negrita protegida por una señora ........Manuel José Quintana

A la muerte de Torrijos y sus compañeros ........José de Espronceda

María Teresa Rodríguez Carretero; Manuel Ángel Álvarez Cortés, María Bote Bote, María Teresa Jódar Izquierdo, Carlos Belloso Trinidad

Concierto de música

A los defensores de la Patria ..............................F. Sor

Himno de la victoria ............................................F. Sor

Coplas de la batalla de los Arapiles ................Anónimo

Cádiz (pasodoble de la zarzuela) ........................Chueca y Valverde

Pianista: Tomás Bote Lavado

Cantantes: Pilar Alén Alcañiz (soprano) y Javier Gómez Carrasco (tenor)

Agradecimientos

Este acto no hubiera sido posible sin la colaboración desinteresada de la Asociación Ventana Literaria, de profesores y alumnos del Conservatorio Oficial de Música de Almendralejo, del diseño gráfico de la empresa “Dimogal”, del arte y los conocimientos militares de don Fernando León, y del apoyo decidido de la Delegación de Cultura de nuestro Ayuntamiento. A todos, nuestras más expresivas gracias.